Anthony Davis vuelve a ser la bestia de antaño. Esa es la noticia. El ala-pívot de los Lakers lleva semanas jugando a un grandísimo nivel y anoche lo hizo en el mejor escenario y ante el mejor rival: los Bucks de Giannis Antetokounmpo. Con un enorme despliegue físico y técnico, Davis nos regaló una actuación de 44 punto y 10 rebotes para liderar la victoria de los angelinos en Wisconsin por 129-133

Fue un partido tremendo. Aunque los Lakers llegaron a ganar por 15 puntos en el segundo cuarto y por 10 mediado el tercero, la máxima igualdad fue la que terminó marcando el desenlace del choque. Ese fue el momento en el que Davis y LeBron James definieron el choque; tanto es así que nadie más anotó por parte de los californianos en los últimos seis minutos de encuentro; o dicho de otra manera, lograron los últimos 19 puntos de los suyos. Cierto es que en el minuto final los Bucks tuvieron dos posesiones para empatar, pero la noche estaba de cara para los chicos de Darvin Ham.

Decimos que La Ceja destacó, pero LeBron también estuvo a un exceso nivel. El ganador de cuatro anillos concluyó con una hoja estadística de 28 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias. Justo esos pases de canasta le permitieron alcanzar los 10.144 para superar definitivamente a Magic Johnson, quien acumuló 10.133. Para El Rey es un orgullo.