El desenlace del torneo sigue siendo un problema en la ANFP. Tras el fallido intento de reanudar la actividad el pasado fin de semana, donde la invasión de barristas obligó a suspender el partido inaugural de la fecha entre Unión La Calera y Deportes Iquique, las autoridades del fútbol nacional comenzaron a analizar otras opciones para finalizar el campeonato debido a que ven muy difícil  conseguir las condiciones de seguridad necesarias.

Por ello, el domingo la cúpula directiva de la ANFP sesionó de manera extraordinaria para abordar el complejo escenario que vive el fútbol en medio de la crisis social, y donde evaluaron posibles opciones para finalizar la competencia.

Según informó El Mercurio, todo quedará supeditado a lo que decida el Consejo de Presidentes, que se reunirá el martes. Y es que si los equipos optan por seguir adelante con el campeonato, la ANFP deberá proponer alternativas, algunas incluso extremas.

Y es que el medio indicó que el ente rector del fútbol nacional maneja opciones que van desde jugar sin público, a trasladar los partidos a otras ciudades donde exista más calma social, jugar en los estadios privados (Santa Laura, San Carlos, Monumental y CAP de Talcahuano), jugar a puertas cerradas en el estadio Nacional, y hasta llevar los partidos al extranjero, donde Mendoza asoma como el lugar más probable.

Sin descenso

Sin embargo, si el consejo decide dar por finalizado el torneo la propuesta de la ANFP plantearía respetar las posiciones actuales, pero sin que haya descenso.

Eso sí, el escenario es más complejo en el caso de la Primera B, pues hay casi diez equipos peleando por el ascenso a primera división. Por ello, de tomar dicha la determinación, será necesario modificar las bases, las cuales deberán ser aprobadas por la unanimidad de los clubes en un nuevo Consejo de Presidentes.

Así marcha la tabla de posiciones del Campeonato Nacional hasta ahora:

 

P