El Inter de Alexis Sánchez ganó, probablemente, su partido más importante de la temporada hasta ahora, tras reponerse de una desventaja de dos goles y superar por 4-2 a su archirrival, el Milan, en el derby de la ciudad.

El tocopillano fue titular en el cuadro lombardo y mostró un buen nivel hasta que fue reemplazado a los 71′, siendo fundamental en una acción clave del compromiso.

Esto porque dio la asistencia para que Matías Vecino marcara el 2-2 transitorio a los 53′, reponiéndose así de un primer tiempo para el olvido.

Milan había empezado mejor el encuentro, yéndose al descanso ganando por 2-0 sobre el cierre de la etapa inicial, con dianas de Ante Rebic (40′) y Zlatan Ibrahimovic (45′).

No obstante, el Inter salió con otra actitud en el segundo tiempo, descontando a los 51′ con tanto de Marcelo Brozovic y empatándolo dos minutos después con el mencionado tanto de Vecino.

Pese a esto, los de Antonio Conte siguieron buscando la victoria, algo que consiguieron tras un córner que Stefan De Vrij mandó a las redes a los 70′ para materializar la remontada.

Con el Milan volcado en ataque -pudo empatar Zlatan en el cierre, pero su cabezazo dio en el palo-, Romelu Lukaku puso cifras definitivas ya en los descuentos.

El triunfo fue vital para el Inter, ya que pudo aprovechar la caída de Juventus de este sábado ante Hellas Verona, alcanzándola en lo más alto de la tabla de la Serie A, ambos equipos con 54 unidades.

 

P