Solo 25′ minutos fueron suficientes fuese clave para la remontada del Inter, que previo a su ingreso no encontraba la fórmula en el ataque y caía 1-0.

Gervinho a los 15′ de juego adelantaría al Parma con una jugada personal y aprovechó el descuido de la zaga nerozzuris.

Durante el complemento, el ingreso de Sanchez por Christian Eriksen al 69′ originó la transformación del equipo y se convirtió en pieza fundamental en la remontada e incluso tuvo la chance de marcar.

A los 84′ llegó el empate nerozzuri mediante el gol de De Vrij. Y minutos después una jugada iniciada de los pies del chileno y finalizada por el centro de Moses y contactada al arco por Bastoni llegaría la ventaja y la victoria.

Así el Inter se mantiene en el tercer lugar de la tabla con 61 unidades. El siguiente duelo del Inter será frente al Brescia como local, el próximo miércoles.

P