Ante el inminente cierre de todos los campeonatos del fútbol chileno en su temporada 2019, desde la ANFP ya piensan ideas para solucionar los ascensos y descensos de cara al 2020, situación que es una de las principales trabas para poner fin a las competiciones.

Bajo este panorama, según informó Cooperativa, cada vez toma más fuerza una fórmula para solucionar las diferentes problemáticas que se presentan con el abrupto término de los torneos.

Esta idea es una Superliga 2020 que contaría con 32 equipos, es decir, todos los clubes que hoy por hoy participan tanto en Primera División como en Primera B. Eso sí, las escuadras estarían divididas en dos categorías, tal como ocurre con la Liga Nacional de Baloncesto.

Además, esta fórmula sería similar a la que tuvo Argentina con su torneo de 30 equipos, donde el fixture quedó definido con enfrentamientos todos contra todos, pero sólo los clásicos de cada equipo se disputarían en ida y vuelta.

Por ejemplo, un equipo como Rangers de Talca se enfrentará ante los 31 equipos restantes, pero sólo jugaría en dos oportunidades ante Curicó Unido para así completar 32 fechas. Este mismo caso sería para choques como Colo Colo-Universidad de Chile, Wanderers-Everton, etcétera.

Finalmente, Cooperativa también señaló que equipos como Santiago Wanderers, que tenían muy cerca la opción de ascender a Primera División, se les otorgará una ventaja deportiva y llegarían con un puntaje base para 2020.

P