Un encuentro con pocas ideas de parte del Barcelona donde no pudo pasar del empate ante un muy ordenado Sevilla. El conjunto culé mostró síntomas de cansancio a causa del exigente calendario de regreso a la actividad.

El Sevilla mantuvo su planteamiento defensivo y terminó anulando a Messi y compañía, que una y otra vez internaron sin efectividad.

El chileno Arturo Vidal, tuvo poca participación en los 79′ minutos que tuvo en cancha cuando fue sustituido por Antoine Griezmann.

Con el resultado, el Barcelona puso en peligro su liderato, se mantiene con 64 puntos, dos más que el Real Madrid que juega este domingo.

P