El mediocampista chileno Charles Aránguiz confesó que ignoraba el hecho de que estaba a punto de la suspensión por la acumulación de tarjetas amarillas y no podrá jugar los cuartos de final de la UEFA Europa League cuando el Bayer Leverkusen se enfrente al Inter de Milán de Alexis Sánchez.

El chileno fue amonestado al minuto 14′ del juego antes los Rangers por octavo, y no fue hasta que finalizó el partido cuando se enteró que no jugaría con su equipo en la próxima ronda. “No tenía idea de que estaba al borde la suspensión. Nadie me lo advirtió. Estoy molesto porque no podré estar en el partido del lunes”, confesó a Las Últimas Noticias.

Además, aclaró que no estaba claro si se borraría las tarjetas una vez finalizados los octavos de final. “Después del partido me dijeron que quedaba fuera. Si me hubieran dicho que estaba al borde de la suspensión, quizás me habría cuidado y no habría cometido el foul que me dejó fuera del siguiente partido”.

Aránguiz se mostró enojado por no poder jugar los cuartos. “Más que enfrentar a Alexis, quería seguir jugando en la Copa. Estoy muy molesto con la situación”.

P