En medio de la peor crisis deportiva de su historia, Colo Colo ahora se ha quedado sin los servicios de su gerente deportivo, Marcelo Espina, presentó su renuncia la cual fue aceptada por el directorio de Blanco y Negro.

El Calamar venía en el foco de las críticas desde hace rato, sobre todo tras el rotundo fracaso de Mario Salas como entrenador albo. Junto a él, conformó la base del plantel que está perpetrando una campaña tan deplorable como histórica, que tiene al Cacique último en el Campeonato Nacional y en un serio riesgo de descender con dos tercios del certamen ya disputados.

Marcelo Espina presentó con bombos y platillos a poco de asumir, a mediados de 2018 y con Gabriel Ruiz-Tagle aún en la presidencia de la concesionaria, el proyecto 60/40, que pretendía tener esa proporción de juveniles en el primer equipo albo de acá al 2025, año del centenario.

Para ello, trajo a dos conocidos suyos: Ariel Paolorossi como entrenador y Ariel Palena como preparador físico. El segundo asumió en el primer equipo junto a Gualberto Jara tras el despido de Mario Salas y hoy es blanco de las críticas en la interna por el paupérrimo estado físico del plantel. “Estamos pagando cosas muy mal hechas”, comentó Gustavo Quinteros en referencia a ello sin dar nombres tras la derrota ante Deportes La Serena, que le reportó más lesionados muscularmente.

Además, creó una oficina técnica para tener “mapeado” todo el mercado de posibles refuerzos conformada por Hugo González, ingeniero en administración de empresas e hijo del ex defensor hoy en las series formativas; Matías Cerda, analista táctico y Enrique Troncoso, preparador físico. De ellos, González se fue a San Antonio Unido y Cerda con Pablo Guede a México, quedando sólo el PF y sin reemplazos para las bajas.

La prueba del fracaso de esa oficina técnica es que para el último mercado de fichajes, cuando el espectro de posibles refuerzos de Colo Colo era acotado, no hubo alternativas surgidas desde Espina: Maximiliano Falcón fue recomendación de Gustavo Quinteros directamente, el DT además pidió a Ignacio Jara y Esteban Pavez (además de Ángelo Araos) y el asistente del entrenador, Walter Lemma, sugirió a Pablo Solari.

P