Tras la polémica vivida en nuestro país, Coquimbo Unido tuvo que hacer de local en Paraguay ante Defensa y Justicia, partido que terminó con el empate a cero y todo se estará definiendo en el partido de vuelta en Argentina.

Los Piratas dejaron atrás lo ocurrido en Chile, donde perdieron la localia y se volcaron en hacer la tarea consiguiendo un valioso empate que les permite estar con vida en la semifinal de la Copa Sudamericana.

La tensión de todo lo ocurrido durante la semana hizo que ambos equipos salieran a la cancha a ver qué le proponía el rival. Y si bien los aurinegros tuvieron una llegada en el arranque con un remate de Rubén Farfán que dio en el palo, el resto de las acciones fueron muy parejas.

Defensa y Justicia tenía claro que en el segundo tiempo anotar un gol era fundamental. Apenas sonó el silbato, se fueron de lleno a buscar el arco rival y por poco encontraron la apertura de la cuenta, pero no había forma de derrumbar el muro de Cano. Coquimbo se mantuvo fuerte en defensa y aguantó pero luego de que le cayeran encima del pie, en el 54’ Manriquez tuvo que salir. La salida del volante hizo que el equipo retrocediera un poco más y apelara a solo hacer daño a la contra. Eso sí, Farfán, Palacios y Abrigo no quedaron con pelotas en ventaja para hacer daño.

Con 4′ minutos de descuento, los dos equipos se fueron a jugar la vida para irse con la ventaja a la vuelta. Pero pese a todos los esfuerzos, el duelo terminó 0-0, lo que deja la definición del finalista de Copa Sudamericana para el sábado en Argentina. Coquimbo Unido ahora zarpa rumbo a Buenos Aires con el sueño intacto.

P