Defensa y Justicia se coronó como campeón de la Copa Sudamericana tras vencer por 3 goles a 0 a Lanús en el Estadio Mario Alberto Kempes y se coronó monarca continental por primera vez en su historia.

El conjunto de Hernán Crespo fue superior futbolísticamente en gran parte del encuentro, en un partido que tuvo un comienzo errático, donde en los primeros minutos ninguno de los equipos tuvo una marcada superioridad.

A medida que pasaron los minutos, Defensa y Justicia se hizo del balón y empezó a crearse las chances más claras, cuando Braian Romero y Walter Bou tuvieron opciones claras de cara al arco defendido por Lautaro Morales, pero con deficientes definiciones.

Pero el primer gol del partido llegaría al 34′, cuando Adonis Frías aprovechó una gran jugada de Bou, que desde el extremo izquierdo mandó un centro rasante que el defensor aprovechó para marcar el primer gol del “Halcón”, desatando la celebración total en las huestes de Varela.

El cuadro de Crespo se fue al descanso en ventaja, demostrando un gran fútbol en la calurosa Córdoba, timing que mantuvo también durante el segundo tiempo, que lo llevó a estirar la ventaja.

En el minuto 62, Braian Romero anotó uno de los mejores goles de la Copa Sudamericana, aprovechando un grosero error de la zaga granate, que le dejaron en bandeja el balón, aprovechando así de anotar, pasándose al arquero Palacios Morales con un espectacular globito.

Cuando las acciones finalizaban, Washington Camacho puso el tercero bajo el arco tras una gran asistencia de Rafael Delgado, cerrando así una histórica final y marcando una de las finales más abultadas de la Sudamericana.

Así las cosas, el “Halcón de Varela” hace historia en el ámbito continental, y alcanzó la gloria de la mano de Hernán Crespo, con una histórica campaña que cerraron con una gran actuación ante Lanús.

P