Insólita. Así fue la situación que protagonizó Jonathan Salvador en el presente mercado de pases. Y es que el portero chileno fue presentado en dos equipos en menos de 24 horas.

¿Por qué? El arquero se arrepintió de firmar con Deportes Iquique cuando ya había sido anunciado como refuerzo y decidió de manera abrupta partir a Rangers de Talca.

“Hace rato que venía en negociaciones con el club, siempre me había tentado la opción de venir a Rangers; por estar cerca de mi familia y lo que es el club, siento que no merece estar en la categoría, para mí es un lindo desafío estar acá”, señaló.

“El objetivo es claro: Rangers no es un equipo que merezca estar en Primera B, es un equipo que en la zona y la categoría es grande, obviamente eso más motivó a venir a pelear una opción para que el equipo pueda estar en la parte alta de la tabla y lograr el ascenso”, agregó en su presentación.

Sin embargo, un día antes se había mostrado feliz de fichar por los “Dragones Celestes”: “Tengo mucha hambre de trabajar y lograr cosas importantes con el equipo”.

 

P