Bernard Guidicelli, presidente de la Federación Francesa de Tenis no descarta la posibilidad que el gran slam aplazado para septiembre de este año se juegue sin público en las gradas.

El máximo dirigente de la federación aseguró este domingo en una entrevista en el Journal du Dimanche que este plan al menos permitirá mantener una parte del modelo económico del torneo, como los derechos televisivos y patrocinios.

El grand slam de Francia es considerado un gran motor para el tenis en ese país y representa el 80% de los ingresos de la federación según la información del semanario.

Los derechos televisivos representan más de un tercio de la facturación de este torneo, Guidicelli declaró que esta abierto a cualquier posibilidad que le permita garantizar la seguridad sanitaria del torneo y su realización.

Aún no hay un calendario definitivo. Sin embargo, su inicio podría cambiar del 20 de septiembre al 27, pero es muy pronto para los anuncios oficiales.

P