Todo quedó en una falsa alarma, el jugador formado en la Universidad de Chile y que hoy defiende los colores del Cruz Azul, Igor Lichnovsky fue dado de alta después que se descartara con dos pruebas más que tuviese el virus.

El defensor chileno está listo para volver a la competición en México, ya que el Cruz Azul descartó los posibles contagios de coronavirus en algunos jugadores de club ‘cementero’ quien en un principio habían dado positivo al test, entre ellos el Lichnovsky.

El club informó que todos fueron sometidos a dos nuevas pruebas durante el fin de semana para verificar o descartar lo que había arrojado el primer test, ambos exámenes fueron negativos para la tranquilidad del chileno y sus compañeros.

P