Mientras que para Antonio Conte, Arturo Vidal es uno de sus más grandes anhelos, para el director deportivo del Inter, Beppe Marotta, el fichaje del chileno no es prioritario.

Así, Vidal comienza a alejarse del cuadro nerazzuri para el próximo mercado de pases. La directiva del Inter estableció un precio máximo para hacerse de los servicios del chileno y dicha cifra frustraria la operación.

El Inter no estaría dispuesto a gastar más de 10 millones de euros por Vidal, teniendo en consideración su edad y el retorno inminente de Radja Naingggolan desde el Cagliari, quien ha tenido una gran campaña.

Con el bajo monto que ofrecería el Inter y la negativa de la Juventus por recibir al chileno como moneda de cambio, podrían forzar la permanencia del ‘King’ en el Barcelona.

P