Durante el parón por año nuevo, la Premier League estudiará la posibilidad de detener por alguna semanas el torneo a causa del reciente despunte en casos de coronavirus.

Es más, el pasado lunes el partido entre Everton y Manchester City debió ser pospuesto ante un brote de coronavirus en las filas del elenco ‘citizens’ y esta tarde se ha suspendido el partido entre Totthemhan y Fulham.

Mientras que en los controles rutinarios de las últimas semanas se registró un récord de casos positivos, con 18 contagios.

Según el medio The Telegraph, varios presidentes de los clubes ingleses estarían analizando la opción de solicitar un receso preventivo por dos semanas en enero.

Los grandes equipos de la liga inglesa también temen el ingreso de conjuntos de la divisiones menores en la tercera ronda de la FA Cup, quienes no cumplirían con los mismos protocolos sanitarios que los clubes de Primera División.

P