Este martes, Lionel Messi conoció su sanción por la roja recibida en la final de la Supercopa de España frente al Athletic de Bilbao. Finalmente, pese a las especulaciones de un castigo mayor, serán dos los compromisos en los que Barcelona no podrá contar con el argentino.

Tras 753 partidos, Messi sufrió su primera expulsión vistiendo la camiseta del club blaugrana luego de mostrar su frustración en el último minuto de la prórroga en una jugada en la que perdió el balón con Asier Villalibre, a quien le propinó un manotazo que al ser consultado con el VAR se determinó como roja.

Messi no jugará frente al Cornellá por la Copa del Rey ni ante el Elche por la jornada 20 de La Liga de España y volverá a la acción, precisamente, frente al Athletic de Bilbao por el torneo local. Sin duda será un regreso con morbo para el argentino.

P