Esteban Paredes ha visto reducir su sueldo de manera dramática durante los tres últimos meses tras la disputa salarial entre la concesionaria que controla el club y la plantilla en medio de la fuerte crisis económica desatada por la pandemia y la suspensión de la actividad deportiva.

El goleado histórico y capitán de Colo Colo ha sido uno de los jugadores más afectados después que ByN se acogiera a la Ley de Protección al Empleo desde abril, momento en el cual los jugadores albos comenzaron a cobrar su seguro de Cesantía.

Paredes tiene un contrato de 40 millones de pesos mensuales, y desde hacer tres meses está muy lejano a cobrar esa cifra, ya que en total ha podido recaudar cerca de 3.900.000 pesos, viendo como se le ha reducido su pago a más de 95% de sus ingresos.

A pesar de que Paredes es emblema de esta penosa situación, todo el plantel sufre el mismo problema a excepción del argentino Nicolás Blandi, quien no ha recibido remuneración durante estos meses al no tener fondos en la Administradora de Fondos de Cesantía.

 

P