Paulo Díaz se salvó de un largo viaje de 18 horas por tierra para retornar a Argentina e integrarse a los entrenamientos de River Plate de cara a la reanudación de la Copa Libertadores y la Superliga Argentina.

La única opción disponible que tenia Díaz era viajar por tierra 1.414 kilómetros, pero a cambio logró hacerse de un boleto en un vuelo humanitario que aterrizará en Buenas Aires a las 17:00 horas de Chile para ahorrarse el largo viaje.

El defensor chileno tendrá que pasar 14 días en aislamiento, como lo establecen las medidas sanitarias de Argentina en medio de la pandemia del COVID-19 y espera estar a disposición del club para el 6 de agosto cuando se reanuden los entrenamientos.

Díaz, estaba siendo afectado de manera personal pues estaba lejos de su casa y su familia, por lo que en la primera oportunidad que tuvo había regresado a Chile, para estar durante la cuarentena con los suyos.

P