El Paris Saint-Germain aplastó al Barcelona 4-1 con Kylian Mbappe a la batuta de la ofensiva parisina. El conjunto culé fue un desastre en defensa y el PSG aprovechó todos los espacios para atacarlos.

Sin Neymar, ni DiMaria en el PSG, el Barcelona abriría la cuenta con penal, tras la falta de Layvin Kurzawa a Frenkie de Jong, Lionel Messi se encargaría de convertirlo en gol al 26′. Sin embargo, la alegría duraría muy poco, Mbappé empataría al 31′ tras una buena jugada colectiva y la habilitación de Verrati.

El conjunto parisino conseguiría la ventaja en los 64’ con el doblete de Mbappé tras una jugada al filo que fue consultada al VAR y Moise Kean puso el tercero en los 69’ con un cabezazo al primer palo tras el balonazo profundo de Leandro Paredes.

En el 84’, con el Barcelona esperando el final del partido, Julian Draxler habilitó a Mbappé y el delantero francés no falló para sellar el 1-4 con triplete personal incluido.

Con este resultado, el Barcelona necesitará una gran hazaña cuando se enfrenten en la vuelta en el Parque de los Príncipes, el próximo 10 de marzo.

P