Por primera vez desde 1999 el Abierto de los Estados Unidos no contará con la presencia de Roger Federer ni de Rafael Nadal, quien ha decidido renunciar al torneo que se disputará entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre en la ciudad de Nueva York.

El numero 2º del mundo y campeón defensor del US Open aseguró que siguió a su corazón para tomar esta decisión.“Tras pensarlo mucho he decidido no participar en el US Open de este año. La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de COVID-19 y rebrotes que parecen fuera de control”, explicó en su cuenta oficial de Twitter.

El ganador de 19 títulos de Grand Slam prefiere mantenerse en casa en medio de la pandemia que al día de hoy sigue sin estar controlada en territorio norteamericano, dándole prioridad a su salud antes que a un nuevo campeonato, ademas aprovechó el comunicado para agradecer los esfuerzos hecho por los organizadores para que se juegue el torneo. “A día de hoy la situación es complicada para hacer torneos y todo mi respeto a la USTA (Federación de Tenis de Estados Unidos), organizadores del US Open y a la ATP por los esfuerzos que están haciendo para que se juegue el torneo para los millones de fans que lo verán por TV o en las plataformas digitales”, concluyó Nadal.

P