River Plate estuvo bastante cerca de conseguir la hazaña y revertir el marcador del partido de ida (3-0), venciendo como visitante al Palmeiras 2-0 en un partido lleno de polémicas.

River Plate abriría la cuenta el cabezazo de Rober Rojas en los 28’. El gol se gestó de un tiro de esquina de Paulo Díaz. El defensor chileno sacó un zapatazo desde fuera de área y Weverton la sacó de forma magistral evitando la joyita de seleccionado nacional.

A los 43’ Rafael Santos Borré acercó a River anotando el segundo tanto haciendo soñar con la remontada al club argentino y dejando de manifiesto que el complemento sería más que entretenido.

Para la segunda mitad, el partido se llenaría de polémicas. A los 54′, River gritaba el gol que empataba la llave, pero tras revisar la jugada en el VAR, el árbitro anuló la conquista por fuera de juego.

De ahí en adelante, el VAR desestimaría dos penales para los millonarios a Matías Suárez (76’) y Borré (99’). Además Robert Rojas vio la roja en los 73’.

Paulo Díaz fue titular en River, los 90′ en cancha como gran figura y casi héroe. Por su parte, Benjamín Kuscevic ingresó a los 80’ en Palmeiras gestando el duelo de chilenos que duró más de 20 minutos con el tiempo extra del segundo tiempo.

La victoria de River no fue suficiente y Palmeiras terminó llevándose el cupo para la gran final de la Copa Libertadores en el Estadio Maracaná.

P