El ex-futbolista brasileño, Ronaldinho abandonó la cárcel este martes, luego que llegara llegar a un acuerdo con la justicia paraguaya y tras pagar 1.6 millones de dolares en fianza por el y su hermano Roberto, quienes son acusados de falsificación de documentos.

Después de más de un mes encarcelados en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional de Paraguay, el astro y su hermano dejaron ese sitio para cumplir con un arresto domiciliario en un hotel en la Asunción.

Esta medida se lograría, con el pago de 1.6 millones de dolares realizado por el ex-jugador del Barcelona a una cuenta oficial justo antes de que se realizara la audiencia de imposición de medidas alternativas, y partiendo de la presunción e inocencia, así como del tipo penal (delito y no crimen), obtendría el cumplimiento de un arresto domiciliario como medida alternativa.

Los hermanos, están siendo imputados por la Fiscalía por “producción de documentos oficiales de contenido falso”, un delito que conlleva hasta 5 años de prisión. El caso se remonta al pasado 4 de marzo, cuando ingresaron en el país a través del aeropuerto internacional de Asunción con pasaportes paraguayos manipulados.

Entre los acuerdos, esta la prohibición de salir del país, se encuentran en habitaciones separadas y no pueden tener contacto directo entre ellos, si decidieran fugarse las cosas se complicarían para ambos pues el juez a cargo enfatizo varias veces sobre este punto durante la audiencia. De confirmarse su inocencia, Ronaldinho recuperaría el dinero de la fianza.

P