San Marcos de Arica informó que rescindió de los contratos de Nicolás Bascuñán, Brian Torres y Brandon Muñoz por incumplir las medidas sanitarias elaboradas por la ANFP para evitar brotes de coronavirus en el fútbol chileno.

A través de un comunicado, el club ‘santo’ dio a conocer que las razones de estas desvinculaciones se debe a que los tres jugadores incumplieron con la medida de trasladarse directamente desde sus hogares a los entrenamientos y viceversa.

“Luego de la correspondiente evaluación de los hechos, con base en la información recabada pertinentemente, se decidió proceder con la separación inmediata definitiva de los futbolistas anteriormente mencionados, suspendiendo de manera integral toda actividad profesional“, señala el comunicado.

En el equipo que hace vida en la Primera B subrayó que “la desvinculación definitiva viene siguiendo los procedimientos regulares correspondientes en el área legal de la institución“.

Ademas se mostró enfático en repudiar estos tipos de acciones que poner en peligro al resto de los participantes de los entrenamientos del equipo esperando el regreso de la acción.

P