El directorio de Universidad Católica propuso al plantel y cuerpo técnico mantener sueldos con una reducción, con el fin de aminorar el impacto económico que ha producido la pandemia a la institución.

La devolución de los montos descontados van a depender de los resultados financieros que presentará el club a finales de año. Esta parte va directamente relacionada con la afectación que sufra el equipo que por ahora tiene la suspensión de las actividades a raíz de la emergencia sanitaria que está golpeando al país debido al coronavirus.

Tanto el plantel profesional, como el cuerpo técnico apoyaron la propuesta con el fin de colaborar con el club. Sin embargo, realizaron una contrapropuesta que consideraba una reducción de salario mensual, así como la devolución de dichos montos a todo evento, con plazos a definir.

En la última reunión realizada entre ambas partes se conversaron las posturas y ante la imposibilidad de llegar a acuerdo, el directorio de Cruzados decidió asumir la responsabilidad de seguir pagando la renta completa, considerando que ese aspecto es fundamental para que se llegue a un acuerdo más viable para ellos.

Cruzados le dio prioridad a la buena relación existente entre todos quienes conforman el plantel y continuar juntos la búsqueda del tricampeonato, su participación en Copa Libertadores y en los demás torneos por disputar una vez se vuelva a la acción este año.

P