Jaime Carreño salió a finales del año pasado con destino al Oriente Petrolero y tras solo un semestre en el equipo boliviano, el volante decidió rescindir de su préstamo y regresar a la Universidad Católica.

En Bolivia, solo logró disputar nueve partidos en el torneo local y uno por Copa Sudamérica, previo a la pausa obligatoria de las actividades futbolísticas a raíz de la pandemia del Covid-19. A esta situación se le sumo el fallecimiento de su hijo, Clemente, cuando apenas tenia 29 días de nacido.

Sin embargo, Carreño no esta en los planes de los cruzados, especialmente en los de Ariel Holan, quien no incluyó al jugador en la lista de los convocados para el retorno de la UC este jueves a los entrenamientos.

Esta situación a obligado al formado en la cantera cruzada a solicitar a la directiva que lo deje partir una vez mas a préstamo y ya estarían trabajando en buscarle un nuevo destino a la brevedad.

P