Un penal bastante dudoso a favor de los locales y una mano en el área que el arbitro decidió no conceder a la ‘Roja’ fueron las dos jugadas polémicas que marcaron el inicio de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022 de nuestra selección.

Chile no pudo con su historia en Montevideo y cayó derrotado 2-1 ante Uruguay, durante el desarrollo del primer tiempo el encuentro se mantuvo parejo, el equipo chileno intentó hacerse del balón pero buscó muchas veces la potería charrua con centros altos que era dominados por la defensa.

Los mas insistentes en el ataque sin dudas fueron Alexis Sánchez y Arturo Vidal, quienes en varias ocasiones trataron de filtrar balones. Sin embargo, de forma inesperada una barrida de Sebastián Vegas para despejar un balón fue reclamada como mano y el arbitro paraguayo Eber Aquino revisaría con el VAR y concedería el penal que cobraría Luis Suárez para anotar el 1-0 al 35′.

El segundo tiempo seria muy similar al primero, presión alta por el balón y sin llegadas de peligro, pero Chile insistió con el empuje de siempre y tras una combinación de Vargas, Aránguiz y Sánchez, conseguirían el empate con el botín de este ultimo al 54′.

Sobre el final cuando ya todo parecía que acabaría con la repartición de los puntos, Aquino favorecería groseramente a los charruas, una evidente mano uruguaya en el área, tras un centro de Víctor Dávila, pero el arbitro decidió no validar el penal desatando la ira de los chilenos.

Minutos después, Maxi Gómez recibió un balón tras un mal rechazo de Francisco Sierralta, y terminaría embocándola en el arco de Arias en los minutos de descuentos, 90+2.

A Chile le toca tragarse el mal sabor de boca y prepararse para recibir en Santiago a Colombia el próximo martes 13.

 

P